Es más fuerte que yo, estas reflexiones se me imponen

Hace ya una semana que terminó el Seminario que copó toda mi existencia: ¿El Paréntesis de Gutenberg?: la conversión digital como proceso civilizatorio realizado en el Centro Cultural San Martín del 11 al 14 de noviembre.

¡Dormí un día entero para recuperarme! Terminé con un estado de agotamiento físico, mental y emocional indescriptible. Sin lugar a dudas, para el equipo de trabajo de Datos esto fue estimulante, desafiante y arrollador, un acontecimiento en nuestras vidas. Varios compañeros de trabajo ya han recopilado materiales y narrado sus experiencias, como por ejemplo este hiperlinkeadísimo post de Sophie. Compartimos la energía productiva y creativa que circula, se potencia, nos potencia, nos hace crecer, tropezar, aprender y creer en un modo otro de hacer, un modo al que suscribimos ideológicamente y que nos cambió el sistema de relaciones e intercambios humanos, de posibilidades de hacer con los otros. Por ende, cada uno está atravesado por lo desconocido que es capaz de hacer al entregarse al hacer con otros.

Pasado el torbellino y el momento cúlmine de estimulación hago eco con una frase de quien al comenzar su exposición tomó el micrófono y con su canto nos hizo vibrar. Se trata de Sylvie Duran, que entre muchas cosas interesantes dijo que los grupos divergentes se encuentran para fertilizar -idea que trajo a mi mente la tarea de la polinización asisitida, que marcó nuestro proceso en la primer etapa de Rediseñar, al complejizar la noción de viralización, con el fin de comprender el modo de circulación de información en la web-, haciendo una analogía con un árbol y sus múltiples ramas. Aclaró: “Es necesario volver a las raíces para reflexionar”. Desde acá parto.

Intentaré tirar la primer piedra para pasar del terreno de las afirmaciones al terreno de los interrogantes.
La diversidad temática en las mesas y posturas en cada una de ellas me oxigenaron. Nuevas perspectivas me abrieron puertas de pensamiento, ventanas en mi navegador y nuevas conversaciones. A partir de los intercambios que venimos haciendo desde julio con la gente de Digicom y los nuevos que ahora comenzaron, podremos dar un paso importante. No sólo hablar entre nosotros sobre nosotros, sino también conversar y diseñar acciones con otros.

Me interesó que desde diferentes disciplinas se operara desde las grietas, rompiendo con lo instituido para instituir nuevos sentidos.

Nos valemos del modelo rizomático, tal como lo entienden Deleuze & Guattari: “un rizoma es un modelo descriptivo o epistemológico en el que la organización de los elementos no sigue líneas de subordinación jerárquica —con una base o raíz dando origen a múltiples ramas, de acuerdo al conocido modelo del árbol de Porfirio—, sino que cualquier elemento puede afectar o incidir en cualquier otro”. Nuestra dinámica de trabajo es hiperconectada y compleja, opera a múltiples niveles, en este enjambre que nos nutre nunca seremos más que el otro, seremos más con el otro.  ¿Estamos preparados para hacer rizoma o todavía los egos son más fuertes que la multiplicidad colectiva?

Me sirvió mucho el taller de Código Fuente Audiovisual que realizamos el sábado por la mañana conducido por Pedro Jiménez y Sofía Coca de Zemos98. Puede ser una buena manera de entrar en calor para empezar a pensar audiovisualmente en proyectos del próximo cuatrimestre de nuevos y aún desconocidos no-alumnos. En dicho taller, Iván, Yas, Sophie y yo representamos audiovisualmente al cuerpo post-Gutenberg. En Datos sostenemos la idea de hacer cuerpo los textos, de aprehenderlos y que sean un insumo más entre muchos otros -aportes de pares, links, etc.- para la producción, con el fin de salir de la eterna enunciación y experienciar el terreno de la acción. Ahora, ¿cómo es ese cuerpo? ¿Cómo explicar que a simple vista nuestro cuerpo está quieto ante “x” dispositivo tecnológico pero que a la vez estamos en muchos lugares?
Llegamos a la paradoja de un cuerpo inmóvil extendido espacial y temporalmente.

Nos valimos del trailer de Matrix (1.09 a 1.17), cuerpo quieto hiperestimulado.

y de una publicidad de un Personal Fest

como modelo al que aspiramos: valernos de las posibilidades de extensión espacial y temporal, únicas en la historia de la humanidad, pero sin olvidarnos de nuestras elasticidades y capacidades corporales. En última instancia, todos los soportes van a seguir cambiando, pero nuestro cuerpo no, ¿o sí? ¿No estamos ya pensando en cuerpos que operan con otra lógica? Me sigo preguntando, ¿cómo es el cuerpo post-Gutenberg?

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , , , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s