El culpable de todo este palabrerío es él!


Silencio no es sin palabra, palabra no es sin silencio. La razón de ser de ambos es por no ser su opuesto. Es en tanto no es lo otro, imposible ser silencio y palabra a la vez, ¿no? ¿Y el diálogo interno? Es silencio al exterior, palabra al interior, hasta nos puede aturdir. Esas voces internas que nos hablan en diferentes tonos que nos pueden hacer estallar y dejar aturdidos, estupefactos, en silencio. ¿Cuál es el lugar de la palabra y cuál el del silencio? ¿Cuándo es el turno de cada uno?  ¿Y todo lo que dan para hablar algunos silencios? ¿Y esas palabras que nos dejan en silencio? Una lucha de fuerzas en guerra constante, se quieren sobrepasar mutuamente, se desbordan, conviven en diferentes estados, al interior, al exterior, relación interior-exterior y exterior-interior.
Silencio-palabra-silencio-palabra-silencio-palabra-silencio-palabra-silencio-palabra-silencio…

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized and tagged , , , . Bookmark the permalink.

One Response to El culpable de todo este palabrerío es él!

  1. bueniiiiiiiisimo… sos grosa

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s